Av. Atahualpa 15-142 y Juan Francisco Bonilla

Noticias y Entretenimiento

1 Nov

La gastronomía de Ibarra es para todos los gustos

Ibarra es la capital de Imbabura. Es el centro de varios sitios turísticos que se puede disfrutar en toda la provincia, caracterizada por su paisaje lagos, lagunas y una riqueza cultural incuantificable.

También es un atractivo en cuanto a su gastronomía. Un detalle importante de conocer al llegar a visitar Ibarra, conocida también como la Ciudad Blanca.

HELADOS DE PAILA

Rosalía Suárez es la pionera de los helados de paila, nació en el año de 1880 y a los 16 años descubrió la preparación de los helados, todo comenzó cuando Rosalía observó pasando por Ibarra a los franceses de la Misión Geodésica que utilizaban recipientes de aluminio en los que colocaban hielo y fruta de nuestros nevados y con eso preparaban helados.

Conjuntamente con su cómplice y amiga Margarita Loyo empezaron a preguntarse si podrían usar la paila que tenían en casa para poder transmitir el frío, de esta manera empezaron a experimentar colocando un cajón de madera como soporte una batea como sostén del hielo y la paja además de la paila de bronce. Tras juego y juego y varios experimentos descubrieron la manera de realizar helados denominados helados de paila los cuales siguieron comercializando y desde entonces los helados de paila son un manjar tradicional de la ciudad de Ibarra.

NOGADAS Y ARROPE DE MORA

Hace más de 120 años inició la elaboración de las nogadas y el arrope de mora en la ciudad de Ibarra, la pionera de las nogadas en la ciudad es Clementina Guzmán, la misma que estudió o vivió en un convento en el cual dos madres españolas preparaban el producto, de esta manera Clementina Guzmán aprendió del arte y lo empezó a comercializar en la ciudad. Negocio que fue creciendo y hoy en día forma parte de la tradición gastronómica de la hermosa ciudad de Ibarra.

 

EMPANADAS DE MOROCHO

Las empanadas de morocho son tradicionales desde el siglo XX, la historia es un tanto graciosa pero de la cual surgió este delicioso aperitivo.

Todo comenzó cuando Julia Palacios de Castro se entera que falleció un familiar por tal motivo salió de su casa con mucho afán y olvidó que dejó el morocho en la vasija de barro en la cual lo preparó para el almuerzo de su familia, en aquella época a los fallecidos se los velaba más de tres días por tal motivo el morocho se encontraba en un estado de fermentación así que Julia para no desperdiciar el producto intentó realizar una colada lo cual no resultó asi que decidió moler el morocho hasta que el mismo se convierta en masa para de esa manera preparar las empanadas en una paila de bronce.

Dicho bocadillo compartió con sus familiares y vecinos el cual fue del agrado de todos y desde aquel momento nacieron las tradicionales empanadas de morocho que tienen el relleno de zanahoria, arveja y carne.

Su preparación es ardua ya que se debe tener varios días el morocho en agua y se cambia de agua regularmente además de freír las empanadas en una paila de bronce y con manteca vegetal estos pequeños detalles son los que hacen a las empanadas un deleite para el paladar de propios y turistas.

La tradición ha surgido de generación en generación lo que les ha permitido convertirse en un bocadillo tradicional de la ciudad de Ibarra y a los propietarios tener varias sucursales donde preparan las famosas empanadas de morocho.

PAN DE LECHE Y HELADOS DE CREMA

La preparación del famoso pan de leche y los helados de crema comienza hace cuarenta años. Wilson Bedón Almeida, aprovechando que junto a su casa funciona la escuela Santa Marianita de las madres franciscanas, decidió abrir un bazar donde además vendía helados de crema. El bazar funcionó alrededor de diez años y lo cerró porque su ocupación como director de una escuela le demandaba mucho tiempo. Pero al jubilarse reabrió el negocio ya como una heladería cafetería, donde además empezó a preparar el delicioso pan de cuajada de harina de maíz, conocido como pan de leche. Wilson Bedón prepara los helados y su esposa el pan, y de esta manera llevan más de veinte años atendiendo al público con uno de los productos más apetecidos de la ciudad de Ibarra.

 

 

El plato típico del Alpargate. “Este plato ya tiene cuatro generaciones, consiste en servir en charoles la carne colorada, papas, canguil, mote, queso y otro charol de aguacate y la chicha de jora”, dijo Luis Alfredo López uno de los fundadores del conocido restaurante El Alpargate, sitio muy tradicional de la Ciudad Blanca.

Fuentes de información:

http://guiainformativaturisticadeibarra.blogspot.com/p/gastronomia-tipica-de-ibarra.html

http://www.elnorte.ec/ibarra/ibarra-con-diversa-gastronomia-HAEN41867

http://gastronomia-ciudadeibarra.blogspot.com/p/blog-page_10.html

 

 

Leave a Reply